POZO DE ALMAS

POZO DE ALMAS
POZO DE ALMAS

domingo, 28 de abril de 2013

PROPIEDADES MÁGICAS DE LA SAL

La sal es un elemento cotidiano muy utilizado en rituales mágicos. Está relacionado en estos rituales con la idea de desinfección o de barrera contra el mal. Su protagonismo a lo largo de la historia le ha conferido un carácter casi sagrado y cargado de simbolismo. 

El poder de la sal proviene en parte de su estructura cristalina. Sus propiedades pueden ayudarnos a canalizar la energía por el interior de nuestro cuerpo y dentro de nuestro entorno doméstico. La sal no sólo sirve para realinear las nuevas energías, sino que además actúa como conductora de la energía etérica.

Aumenta el caudal de energía etérea que fluye por nosotros y por nuestra casa. Por regla general los espíritus malignos de las diferentes culturas de la tierra odian la sal, en Japón se rocía con sal el escenario del teatro antes de comenzar la actuación para evitar las malas acciones de los espíritus.


Las brujas han usado durante mucho tiempo la sal como agente de purificación y para alejar la negatividad, las vibraciones malignas y los espíritus chocarreros. Simbolizada por el elemento Tierra, la sal es uno de los ingredientes principales de las artes mágicas y los cultos religiosos paganos. En la magia blanca, la sal suele simbolizar un perímetro (un círculo, una estrella) dentro de la cual realizaremos nuestro conjuro, amuleto o trabajo. Los elementos que compongan el trabajo deben colocarse dentro del perímetro realizado con sal ya que la misma garantiza su protección.

En tiempos medievales se creía que la sal poseía el poder de volver impotentes a los demonios y fantasmas malvados. Por esta razón, los nigromantes eran identificados por evitar comer alimentos que contenían sal antes de realizar ritos para atraer a los espíritus de la muerte. Las campanas de las iglesias se ungían con sal y agua para bendecirlas y bautizarlas antes de implorar a Dios que dispersara los malos espíritus mediante el poder de su potente sonido. 

La costumbre de arrojar sal por encima del hombro izquierdo para prevenir la mala suerte es muy antigua. Existía la creencia de que el “mal” se encontraba en el lado izquierdo de nuestro cuerpo y la bondad en el lado derecho. Al arrojar la sal por encima del hombro izquierdo, ésta inmovilizaba los espíritus malignos que estaban aguardando el momento propicio para hacer alguna maldad. 

Si desea purificar su propio hogar, es mejor que utilice sal natural, o sea, sal de mar. Si emplea sal de mar, atraerá las fuerzas del mar, que son particularmente beneficiosas para la purificación y la curación emocional. La sal de roca, por otro lado, se asocia con las fuerzas de la tierra y resulta muy útil para lograr una sensación de equilibrio y arraigo.

LA ROSA DE JERICÓ

La Rosa de Jericó, o planta de la resurrección, es originaria de los desiertos del norte de África. Esta planta se seca completamente y se acurruca en los tiempos de secado, y “revive” de nuevo al entrar en contacto con el agua, de ahí el nombre de la planta de la resurrección. Esta planta contiene una energía espiritual muy poderosa, sus propiedades mágicas son conocidas por atraer la prosperidad, el éxito y proporcionar a su dueño una gran protección, absorbiendo al mismo tiempo todas las energías negativas que puedan dañarle.


Instrucciones

El primer paso es poner la planta seca en un recipiente y añadir unos centímetros de agua (de manantial a ser posible), un detalle que a muchas personas se les pasa por alto es que la Rosa de Jericó no requiere ni mucha ni poca profundidad. Además se debe tener en cuenta que el agua deberá cambiarse cada día y la temperatura deberá ser templada. De acuerdo con la cromoterapia, se puede utilizar un color concreto del recipiente para obtener un resultado más específico, generalmente se utilizan recipientes de cristal lo suficientemente grandes para que la planta pueda abrirse sin dificultad.

Esta planta debe ponerse en agua cuando está cerrada los martes o los jueves con una oración a las nueve de la mañana o bien las tres del mediodía.



El agua de la Rosa de Jericó debe cambiarse cada domingo, si es necesario puedes pasar la planta bajo el agua durante unos segundos para limpiar cualquier residuo negativo. Se dice que se puede utilizar el residuo del agua de la planta para limpiar el suelo y de esta forma la energía del lugar se renueva a una energía mas limpia, sin embargo, se ha comprobando que esto no es así porque la negatividad que la planta absorbe se deposita directamente en el agua. Evidentemente nadie limpiaría su casa con un agua que ha estado absorbiendo las energías negativas de su alrededor. Es importante dejar que la planta “descanse” en un estado latente, al menos una vez al mes y durante una semana.

Cual es el mejor lugar

Hay quien prefiere colocar esta planta lo mas cerca posible de la entrada de la casa, otro buen lugar es en el centro de la casa, la sala de estar por ejemplo, o bien aquel lugar donde siempre se reúne la familia o los invitados.
Cómo conectarse con el espíritu de la Rosa de Jericó

Si acabas de comprar tu planta tienes que darle la bienvenida a tu casa, debes tener en cuenta que la Rosa es tu guardián y por consiguiente tienes que hacer que se sienta bien en tu casa que será también la suya, ella percibirá tus energías y captará tu estado de animo. Al espíritu de esta planta le encanta las velas y el incienso. Algunas veces la Rosa de Jericó desarrolla una relación muy fuerte con el propietario deteriorándose inesperadamente cuando este está enfermo o emocionalmente decaído, y recuperándose rápidamente cuando la persona encuentra la mejoría.

Para conectar con su energía solamente debes poner tus manos encima de ella con las palmas hacia abajo, centrarte tanto como puedas y entonces bendecir el agua. Si nunca has bendecido agua, antes puedes decir lo siguiente:



“Bendigo esta agua, que se convierta en un vehículo de protección y amor, por el poder divino de Dios o de la luz, que así sea.”

Siente cómo la energía comienza a fluir a través la planta, cierra los ojos y concentrarte durante unos segundos permaneciendo en un estado de paz y calma. Cuando termines pídele un deseo, recuerda colocar una vela cerca y un incienso. También recuerda que trata siempre a la Rosa de Jericó con el máximo respeto y amor.

sábado, 27 de abril de 2013

INTERESANTE REFLEXIÓN...¿ESTAMOS SIENDO MANIPULADOS?

Recientemente encontré por la red una interesante reflexión basada en una película muy de moda actualmente "Oblivion", en muchas ocasiones el cine nos ha transmitido mensajes ocultos que a veces no somos capaces de percibir.
Cuando la leí, me dio también que pensar, por eso quiero compartirla con vosotros....
Hace un par de días fui a ver Oblivion, la película con Tom Cruise. Está bien como película. Guión interesante, demasiado romance para mi gusto. Está bien, no creo que la vuelva a ver en el futuro.
Veo muchas películas y soy un espectador indulgente, me gusta la mayoría de películas, pero una película me tiene que gustar muchísimo para que la vuelva a ver. Es posible que no vuelva a ver Oblivion. Es otra película más, un par de horas de entretenimiento y ya está. O eso pensaba.
Ayer por la noche, mientras trabajaba, algo hizo un clic en mi mente. Fue extraño. De pronto empecé a pensar en la película y vi un mensaje, una metáfora que la película Oblivion ( algo así como “el olvido absoluto”, en inglés) representa de nosotros. Si has visto la película, te será mucho mejor darte cuenta de lo siguiente. Si no la has visto, aún, te voy a destripar un poco el guión, así que quizá sea mejor que la veas antes de seguir leyendo.

El mensaje oculto en Oblivion

Nosotros somos Jack Harper (Tom Cruise).
oblivion-jack-harper
Trabajamos con la promesa falsa de una recompensa que nunca se dará: No hay nadie en Titán. Titán no existe.
oblivion-memoria
En el fondo, sabemos que hay algo más. Tenemos recuerdos, pero no los entendemos.
Ellos desean que nos centremos en la recompensa (falsa). [Distracción]
oblivion-andrea-victoria
Victoria nos mantiene centrados. Nos “cuida”. Ella simboliza el placer. O los medios de comunicación. O las personas que nos rodean. Ella nos dice qué hacer. En qué centrarnos. Ella nos mantiene enfocados en seguir trabajando por la recompensa. Ella no sabe lo que es, trabaja ciegamente y es una sirviente fiel de unpoder superior.
oblivion-foto1
Trabajamos engañados para proteger los intereses de otros seres. Seres que actúan como parásitos.
Somos totalmente prescindibles para ellos. Siempre habrá más como nosotros. Una vez que dejamos de serles útiles, somos eliminados y reemplazados por nuevos Jack Harper y nuevos Victoria.
tet-oblivion
El Ser Superior es la Pirámide invertida, el Ojo Que Todo Lo Ve:TET. En una de las últimas escenas de la película, cuando se revela la identidad real de TET (y Sallie), éste le dice a Jack: “Yo soy tu Dios“.
piramide-ojo-que-todo-lo-ve

¿Cómo se traslada esto a nuestras vidas?

Vivimos engañados. Trabajamos día a día para aumentar las riquezas de las familias que, por generaciones, han sido propietarias de empresas y corporaciones. Trabajamos para aumentar las riquezas de políticos, empresarios, la élite.
Lo hacemos por un poco de dinero cada mes, que terminamos devolviendo a la élite en forma de impuestos y consumismo.
Y seguimos trabajando con una recompensa en mente: tener nuestra propia empresa, acumular suficiente riqueza, las vacaciones de cada año… Una recompensa vaga, falsa, que se da en pocas ocasiones.
Piensas que hay personas que, desde la nada llegan a formar parte de la élite. Sí, por supuesto, pero son muy pocas personas y están ahí para reforzar la creencia de que la recompensa es real y posible. La Lotería lo hace todo el tiempo. Los Casinos en Las Vegas, también. Lo normal y lo común es que nadie gane, jamás. En muy contadas ocasiones y de forma anecdótica, alguien gana un premio mayor. Esa persona se pone en portada de periódicos, se publicita en todos lados. “Alguien ha ganado la Lotería! Sé tú el próximo!”. Pero es algo que ocurre cada cierto tiempo, una anécdota para reforzar la idea de que habrá una recompensa. La gran mayoría nunca gana. De hecho, la gran mayoría pierde y paga. ¿Quién gana siempre? La casa. La Banca nunca pierde.

Lo mismo pasa fuera de las apuestas. La mayor parte de las nuevas empresas cierran antes de los cinco años. Muchas no aguantan al segundo año. La mayoría de trabajadores sigue siendo trabajadores toda su vida y no acumulan riqueza alguna. La mayoría de trabajadores no ascienden en sus trabajos. La mayoría de la población termina sus vidas activas con una jubilación que apenas sirve para vivir. Exprimidos hasta el cansancio para aumentar las riquezas de patrones. Después son jubilados y puestos aparte. Si fuera legal, los matarían para que no consuman recursos. Siempre se crean nuevos humanos a quienes exprimir.
Pese a esto, seguimos trabajando con alguna recompensa en mente. Siempre hay algún sueño que nos haga seguir mientras pasan los años.
Muchos sabemos que hay algo más. Que esto no es la vida como se supone que debería ser.
Pero se encargan de mantenernos centrados en seguir. Al mismo tiempo, se encargan de distraernos de esos extraños “recuerdos”.
“Sólo un poco más y recibirás tu recompensa”.
Televisión, hobbies, placeres, vacaciones, un ascenso, dinero, una familia perfecta… el Cielo, el Paraíso después de la muerte… Todas estas cosas son distracciones.
Hasta que ya no somos productivos. Ya no somos parte de un “equipo eficaz”. Ya no servimos a los intereses de la élite. Entonces tenemos que ser destruidos. Despedidos. Desahuciados. jubilados, ahogados en el olvido. Como dije, si pudieran, nos matarían.
Una vez que nos eliminan, somos reemplazados por nuevas personas como nosotros. Una nueva generación, chicos jóvenes y llenos de energía (que exprimir), de sueños (con los que distraerles), de ideas (que robar) y de ambición (que aprovechar). Una vez que dejen de ser útiles, serán eliminados y reemplazados por nuevos humanos. Así es como las corporaciones actúan como parásitos.
Quien gana siempre es la Élite. La Pirámide. El Ojo Que Todo Lo Ve.
Cree que es nuestro Dios. ¿O sabe que es nuestro Dios?
Jefes, CEOs, Propietarios, Presidentes, Reyes. Más allá del Rey está Dios.
Esto me hace pensar…
Si todo esto es un funnel, un embudo, un sistema diseñado para exprimir al máximo a cada ser humano hasta el momento en el que terminan siendo sólo una cáscara seca y desechable, ¿quién está más allá de la élite? ¿Hay alguien más allá de la élite?
La élite son el TOP: Propietarios, Multimillonarios, Presidentes, Reyes… Son los que rigen el planeta. Los destinatarios de la mayor parte de los bienes que producimos. Los que disfrutan del 90% del dinero de la Tierra.
Pero me hace pensar en si existe algo o alguien más allá de ellos. Un “Dios”, por ejemplo.
FUENTE:http://2012elblog.com/conspiraciones/oblivion-pelicula-verdad/

viernes, 26 de abril de 2013

"LA ABADÍA DE LOS MUERTOS"


La iglesia abacial de Santa María la Mayor (Jaén) es uno de los emplazamientos sacros que tiene -en relación con su tamaño- mayor número de cadáveres por metro cuadrado de la Península Ibérica. Pero, además, posee una particularidad añadida que la hace aún más lóbrega: no todos los muertos encontrados en ella estaban enterrados.
Muchos han aparecido en aljibes de agua, en el interior de vasijas y en las cavidades de relleno de los pilares y de las paredes.
La iglesia abacial de Santa María la Mayor se encuentra enclavada en la fortaleza de la Mota, en Alcalá la Real (Jaén). S
según las crónicas, en 1341 el rey Alfonso XI ordenó erigir un templo de estilo gótico sobre los restos de la mezquita mayor que allí se emplazaba. Esta misteriosa iglesia mantuvo su función religiosa hasta 1530. En ese año comenzó la construcción de la iglesia mayor abacial, que se prolongó casi un siglo, hasta 1627.

En su estructura se mezclan motivos árabes, platerescos y renacentistas.
Sin embargo, lo que llama la atención del visitante son los elementos siniestros que se han encontrado en ella. Y es que entre los muros de este templo han aparecido tal cantidad de cadáveres y restos humanos que exceden lo que habitualmente cabría esperar en un lugar de estas características.
Pero eso no es todo… Muchos de estos restos han sido localizados en lugares totalmente inesperados y en posiciones grotescas y forzadas. Los hallazgos son tan macabros que han provocado que muchos empiecen a denominar a este lugar “la abadía de la muerte”.
Cuando en la década de 1980 comenzaron los trabajos de restauración del recinto de La Mota nadie sospechaba que la abadía fuera a deparar tantas sorpresas.
Esta iglesia tuvo que soportar un sinfín de desastres, tales como un incendio -provocado por los franceses durante la Guerra de la Independencia- y un terremoto en 1874.

Además, durante los últimos años del siglo XIX parte de su estructura fue utilizada como cementerio municipal. Con semejantes antecedentes no es difícil imaginar el estado en el que se encontraba la abadía cuando se inició su restauración. Pero lo que nadie podía imaginar es que tras ese panorama desolador se escondía un secreto tan terrorífico.
Al iniciarse las obras de restauración de la iglesia los equipos arqueológicos, supervisados desde hace más de dos décadas por el arqueólogo jefe Carlos Borrás i Querol, se llevaron la primera sorpresa.
Cuando procedieron a las tareas de desescombro descubrieron, diseminados por toda la base del templo, decenas de restos humanos. Posteriormente, cuando se disponían a acondicionar la parte superior, entre los restos de la techumbre y de las vigas que aún permanecían en pie hallaron despojos humanos amontonados. Pero ¿por qué había muertos en los techos?
EL NEGOCIO DE LA MUERTE
Todos eran conscientes de que al tratarse de un recinto sagrado iban a encontrar cadáveres de personajes ilustres y poderosos de la historia de La Mota, pero nadie pensó que allí abajo descubrirían un auténtico camposanto de magnitudes desproporcionadas.
Sin embargo, no tardaron en comprobar que toda la base del templo era una verdadera “colmena” de tumbas en la que se apiñaban, casi hasta la saturación, millares de cuerpos. Algunas fosas, modificadas hasta el límite, contenían más de una veintena de cadáveres y despojos diversos.

Debido a la mentalidad que reinaba en los siglos XVI, XVII y XVIII “todo el mundo quería ser enterrado cerca del altar, así que se pagaba lo que hiciera falta para conseguirlo. Si no pertenecías a una familia poderosa o a un gremio destacado, te quedabas fuera”, explica Carlos Borrás.
Pero ¿qué ocurre si el muerto no era de una familia pudiente? Estaba condenado a una fosa común, normalmente fuera del emplazamiento amurallado. Y aquello no era bueno para el alma del difunto.
Por este motivo se extendió la creencia de que, aunque no fuera posible estar cerca del altar, mientras se yaciera en el terreno sagrado no importaba el lugar. Así pues, con el beneplácito de algunos miembros de la abadía -y siempre en función del dinero que se tuviera-, los menos favorecidos también pujaban por la salvación de sus almas. De este modo, la iglesia mayor abacial se convirtió en un espacio en el que la muerte y el negocio iban de la mano.

“Todas las tumbas han sido remodeladas, rectificadas, reexcavadas, vaciadas y vueltas a llenar varias veces -explica Borrás-. Yo diría que sólo hay un nivel amortizado o reocupado infinitamente, no hay más capas… No hay debajo otras tumbas, pero cada una ha sido reutilizada hasta la saciedad.”
Es decir, a los cadáveres que había originariamente se les sumaron otros hasta que su número fue tan elevado que o se hacían túmulos nuevos o se aprovechaban otros espacios en los que albergar, a modo de fosa común, aquéllos que ya sólo eran huesos y que, por tanto, ocupaban menos volumen.
FOSAS COMUNES
Todo ello explica por qué había restos humano hasta en los techos. En función del dinero que se pagaba se enterraba al difunto en el suelo o en el techo para que la cantidad desembolsada no supusiera un problema a la hora de “gozar de la presencia divina”.
Normalmente, los cadáveres de los pobres eran sepultados en fosas situadas fuera de La Mota, pero “por las noches los desenterraban y los volvían a enterrar debajo de las tejas, o entre las vigas -asegura el arqueólogo jefe de la excavación-. Hemos encontrado cuerpos en posiciones grotescas, porque se hacía de noche y deprisa. Con tal de que estuvieran en lugar sagrado era suficiente. Así que hemos descubierto personas con las piernas colgando, las bocas abiertas y algunas, desmembradas.”
Sin embargo, no acaba aquí el desconcierto. Aparte de los sitios ya mencionados, todo en el interior de la abadía era susceptible de ser utilizado como lugar para albergar a los difuntos: aljibes de agua, silos de grano, vasijas de grandes proporciones, cavidades de relleno de los pilares y de las paredes… Todo era válido.
Curiosamente, esta práctica ha supuesto un verdadero problema a la hora de datar no sólo las tumbas sino también los propios cuerpos. Según nos explica Carlos Borrás, “pese a que este suelo es un lugar sagrado que se ha reutilizado al menos desde el siglo III a.C.”, es imposible saber a cienciacierta si los restos hallados en la iglesia mayor abacial son islámicos, cristianos, de la Edad de Bronce, de la época romana o la visigótica.
Lo único evidente es que sus muros han dado cobijo a millares de cadáveres de personas cuyo máximo deseo era yacer en terreno sagrado.
En la actualidad Santa María la Mayor continúa en proceso de restauración.
Seguro que aún nos deparará muchas más sorpresas. Pero cada nuevo descubrimiento será probablemente más tétrico, si cabe, que los anteriores y siempre relacionado con la muerte, que en este lugar ha campado a sus anchas durante siglos.

LOS ATAÚDES COLGANTES DE LOS BOS


Los ataúdes colgantes de los bos, una de las 56 minorías nacionales de la antigua China, son un conjunto de sepulcros que penden de los precipicios, y que por su extraña y majestuosa naturaleza han sido incluidos entre las reliquias culturales de preservación priorizada del país. Se concentran principalmente en el dique Matang y el golfo Sumawan, de la meridional provincia de Sichuan.
Dicha zona acoge hoy a 265 sepulcros de este tipo, en lo que constituye la mayor concentración de los mismos en todo el país. Las tumbas se encuentran entre diez y 50 metros de altura. La más alta está a 100 m.
En la antigüedad se utilizaban tres métodos de construcción, entre ellos el de estacas de madera. Se tallaban dos o tres agujeros en el acantilado y se insertaban las estacas de madera con el fin de propiciar un apoyo al ataúd.

Al segundo se le conoce como talla en cavernas, cuyas paredes se cincelaban en dirección horizontal o vertical para colocar los ataúdes. El tercero consistía en aprovechar las cuevas y grietas naturales para colocar los féretros.
El ataúd, hecho generalmente de madera, era más ancho en su parte superior y más angosto en la inferior, y se ensamblaba con broches de presión y espigas. Se acostaba al difunto boca arriba y con el cuerpo envuelto en sudario de lino. Los artículos funerarios, cuya cantidad variaba, se disponían a los pies.
Se incluían entre ellos objetos de cerámica, bambú, madera, hierro, tejidos de lino y de seda. El material predominante era el lino. Existe una gran divergencia entre los círculos académicos sobre cuál de los grupos étnicos dio inicio a esta práctica. La creencia general es que pertenece a la minoría de los bos y liaos. En cuanto a su historia, no se sabe cuando se inició, pero sí que concluyó durante la dinastía Ming.
Los féretros del dique Matang, principal asentamiento donde se ubican los ataúdes colgantes de los bos, están ubicados en el suroeste del poblado Luobiao, distrito de Gongxian. La extensión del dique de este a oeste abarca entre 300 y 500 m, y unos mil metros de sur a norte.

El río Pangxie (cangrejo) discurre por el dique. De oeste a este, frente a frente, se encuentran 21 montañas en zigzag. Los 223 ataúdes, principalmente de madera, están esparcidos por doquier, a alturas comprendidas entre 20 y 60 m, con una máxima superior a los 100 m. También se encuentran agujeros con estacas y más de 200 dibujos de color rojo pintados en el precipicio.
El contenido diversificado de las pinturas incluye temas de equitación, arco, danza, acrobacia, armas, figuras geométricas, entre otros. Todas ellas muy vívidas. En las reliquias de los féretros colgantes en otros lugares también se presentan estos dibujos.

Los ataúdes de Sumawan se ubican a la orilla norte del río Dengjia del pueblo Haitang, aldea Caoying. En las montañas ondulantes se hallan los castillos y caseríos montañosos de estilo antiguo, y frente a ellos está el precipicio donde se ponen los ataúdes. Entre los 42 féretros conservados, siete están colocados en cuevas y bloques de rocas naturales, y el resto, 35, en estacas de madera.

LA CURVA DEL AHORCADO


Hay lugares marcados por la tragedia  y lugares preñados de misterio… A menudo las carreteras y las apariciones en ellas son tenidas como leyendas urbanas de reminiscencias del pasado que, quizás, cobraron visos de realidad…
Leyendas en torno a las carreteras hay muchas, quizás la más conocida y popular es la de la “chica de la curva” que gusta de aparecerse para prevenir de un peligro inmediato.
 Nos trasladamos a la localidad de La Rinconada,Sevilla, allí encontraremos uno de esos lugares marcados por la leyenda… Es conocido por ser un denominado “punto negro” y  esta a mitad de camino entre estos dos municipios (San José de la Rinconada y La Rinconada). Es la conocida por los rinconeros como “la curva del ahorcado”.
Su denominación se debe a que en aquella misma curva existía, en otro tiempo,  una casilla abandonada y un hombre, en su desesperación, puso fin a su ahorcándose de una de sus vigas. Desde ese mismo momento se habla de una extraña aparición que se aparece en aquel mismo lugar, un alma en pena que manifiesta su pesar a los atónitos conductores… Allí, en aquella misma curva se le ha escapado la vida a mucha gente en accidentes de trafico y en sus cercanía se registra la inquietante aparición de unos niños oscuros y sombríos con faz de persona mayor, casi anciana…
 ¿Una leyenda urbana más o un nuevo misterio?

jueves, 25 de abril de 2013

LA CAPILLA DE LAS CALAVERAS DE CZERMNA


La Capilla de las Calaveras de Czermna es una capilla situada en el término municipalde Kudowa-Zdrój, voivodato de Baja Silesia (Polonia), construida en 1776 por el párrocoWacław Tomaszek. Se trata de la fosa común de la gente que murió durante la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), las Guerras de Silesia (1740-1763) y quienes murieron víctimas de las hambrunas y las epidemias de cólera. Ayudado por J. Schmidt y J. Langer, Tomaszek recogió los huesos que encontraba y los ponía dentro de la capilla. Las paredes de esta pequeña iglesia barroca están llenas de más de 3.000 cráneos, así como huesos de más de 21.000 personas que se hallaban enterradas en el sótano. Cada hueso de este lugar es auténtico, y la calaveras de quienes crearon la capilla se colocaron en el centro de la misma, colocadas en el altar. El monumento, único de este tipo en Polonia y uno de los tres que existen en Europa, se encuentra en una de las localidades más antiguas del condado de Kłodzko, cerca de Kudowa-Zdrój.

 La parte superior de la tierra incluye los restos de cerca de 3000 personas, en el sótano 20 mil muertos aproximadamente. En el altar hay una cruz, y en las paredes entre los cráneos, se encuentran de dos ángeles con los textos en checo y latín.  Son similares a las de  Roma y en Sedlec, cerca de Kutná Hora (República Checa). El lugar se llama el santuario del silencio y la meditación sobre la vida y la muerte.

domingo, 7 de abril de 2013

LIZZIE BORDEN " LA ASESINA DEL HACHA"

Lizzie Borden
Lizzie Andrew Borden (Fall RiverMassachusetts19 de julio de 1860 - id. 1 de junio de1927), mejor conocida como Lizzie Borden, fue una solterona de Nueva Inglaterra y la única sospechosa de los asesinatos de su padre y su madrastra, que tuvieron lugar en su casa el 4 de agosto de 1892. El doble asesinato, el posterior juicio y el hecho de que nadie fue finalmente condenado por las muertes han convertido al caso en una cause celébre enNorteamérica y sigue siendo un episodio plagado de dudas en el mundo de la criminología. Aunque Lizzie Borden fue absuelta de los crímenes, incluso en vida se la creyó culpable del asesinato de sus progenitores, y aún hoy permanece una figura muy importante en el folklore estadounidense.

En la mañana del 4 de agosto de 1892, Andrew Borden y su mujer fueron asesinados con un objeto afilado (probablemente un hacha) en su casa. Las únicas personas presentes en la residencia familiar en aquel momento eran Lizzie y la criada, Bridgette Sullivan, que llevaba trabajando para la familia más de dos años. Emma Borden se encontraba entonces de visita en casa de unos amigos. El tío materno de las hermanas Borden, John Vinnicum Morse, estaba de visita en casa de los Borden aquellos días, pero no se encontraba en la casa cuando tuvieron lugar los asesinatos.
LOS CRÍMENES:
Aquella mañana, Andrew Borden había ido al centro del pueblo a hacer algunos recados al banco y a la oficina de correos. Regresó a su casa en torno a las 10:45 de la mañana. Aproximadamente media hora después, su hija Lizzie descubrió su cadáver. Según el testimonio de Bridget Sullivan, que se encontraba en su cuarto en el piso superior descansando, sobre las 11 de la mañana Lizzie gritó su nombre, y le dijo que alguien había matado a su padre. El cuerpo de Andrew Borden se encontraba recostado en el sofá del salón, con el cráneo gravemente mutilado y con la cabeza ladeada, como si lo hubiesen asesinado mientras descansaba.
Pocos minutos después, varios amigos y vecinos, enterados de lo sucedido, fueron a la casa de los Borden para tranquilizar a Lizzie. Fue entonces cuando la criada y una vecina, Alice Churchill, descubrieron en la habitación de invitados, en el primer piso, el cuerpo inerte de Abby Borden, cuyo cráneo también había sido golpeado numerosas veces con un objeto afilado.

Móvil del crimen

Durante muchos años después de la muerte de la primera esposa de Andrew Borden, en la casa de la familia, situada en el número 92 de Second Street en Fall River, la vida se había tornado incómoda y desagradable entre el señor y la señora Borden y las hijas de aquél. El primer piso estaba dividido en dos, cada parte con unas escaleras de acceso distintas; la parte delantera para las hermanas Borden, y la trasera para Andrew Borden y su esposa. En muchas ocasiones la familia no comía junta. Precisamente el día que tuvo lugar el doble asesinato, el tío materno de las hermanas Borden se encontraba en la casa para establecer una herencia de su difunta hermana, la primera esposa de Andrew Borden.
 Poco antes de los asesinatos tuvo lugar una discusión en la casa a la que Lizzie y Emma respondieron con un prolongado viaje; no obstante, Lizzie regresó antes de lo previsto a su casa. Por aquellas fechas el farmacéutico local, Eli Bence, se negó a venderle ácido prúsico, supuestamente para que Lizzie pudiese limpiar un abrigo. También por aquel entonces la familia cayó enferma de lo que se diagnosticó podía ser una indigestión provocada por comida en mal estado; la señora Borden afirmó que alguien había intentado envenenarlos.
Estado en el que quedaron los cráneos de las victimas tras el ataque de Lizzie

El juicio

Lizzie Borden fue detenida el 11 de agosto; el juicio comenzó diez meses después en New BedfordMassachusetts. Su testimonio parecía incoherente e inverosímil, y su comportamiento le granjeó las sospechas del público. Fue acusada de los asesinatos y su defensa estuvo dirigida por el ex gobernador de Massachusetts, George D. Robinson, y Andrew V. Jennings.
Durante la investigación se encontró un hacha en el sótano de la casa de los Borden y se supuso que debía ser el arma homicida. Aunque estaba limpia, el hacha tenía el mango roto, algo que la acusación alegó podría ser porque el mango estaba manchado de sangre. No obstante, un policía interrogado en el caso afirmó que al lado de la cuchilla había un mango de hacha, y el forense declaró posteriormente que no hubo tiempo material para limpiar el hacha después de los asesinatos.
Nunca se encontró ropa alguna que estuviese manchada de sangre. Pocos días después de los asesinatos, una vecina observó cómo Lizzie Borden quemaba en el fogón de la cocina un vestido azul que, según ella, se había manchado con pintura mojada, y había quedado inservible.
A pesar de las circunstancias, Lizzie Borden fue absuelta por el jurado tras sólo hora y media de deliberación. El hecho de que nunca se encontrase el arma homicida ni ropa alguna que pudiese incriminarla, además de que la historia del ácido prúsico y su testimonio inicial no fueron considerados durante el juicio, ayudaron a que Lizzie no fuese finalmente condenada. Además en aquellos tiempos tuvo lugar otro asesinato en la zona, aunque el asesino, José Correira, no se encontraba en el país cuando Andrew y Abby Borden fueron asesinados



miércoles, 3 de abril de 2013

EL YETI


MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -
   La investigadora Melba Ketchum, que el año pasado aseguraba tener pruebas científicas de la existencia de Yeti, ha publicado sus resultados esta semana que determinan que esta criatura es un cruce entre un homínido y una homo-sapiens que se habría producido hace 15.000 años.
   El trabajo ha sido publicado en la revista estadounidense 'DeNovo' que, según otros medios del país, ha sido comprada por la propia investigadora para sacar a la luz su trabajo. En dicha revista aseguran que los datos de Ketchum se basan en muestras de ADN, pero para conocer el estudio en profundidad los usuarios deben pagar 30 dólares (unos 22 euros), que es lo que cuesta la publicación.
   Entre las informaciones que han trascendido, destaca que Ketchum está apoyada por científicos, expertos forenses, que han vagado por América del Norte recogiendo muestras para probar sus hallazgos. Además, apuntan a que las secuencias de ADN recogidas de estas especies están estrechamente relacionada con la de los seres humanos.

   En mayo de 2012 un equipo de la Universidad de Oxford y de la Universidad de Lausana también anunciaron el inicio de un estudio que incluía pruebas genéticas para probar la existencia del Yeti. Para lograrlo, los expertos recogieron restos orgánicos que podrían pertenecer a la criatura, en lugares en los que algunos excursionistas han asegurado haberlo visto.
   Según ha indicado uno de los autores, Bryan Sykes, la idea de este trabajo surgió a raíz de "los numerosos informes engañosos y excéntricos que existían" acerca del fenómeno del Yeti. "Decidimos dar al caso un enfoque sistemático y utilizar los últimos avances en las pruebas genéticas", ha indicado.

   Los resultados de este trabajo, que aún no ha terminado, podrían ser la confirmación a las teorías ahora publicadas por Ketchum.
   Desde que en 1951 una expedición al Everest regresó con fotografías de huellas gigantes en la nieve, se ha especulado acerca de las criaturas gigantes del Himalaya, desconocidas para la ciencia. Desde entonces ha habido informes de testigos presenciales que dicen haberlo visto en el Himalaya, en Estados Unidos (en donde le conocen como 'Bigfoot' o 'Sasquatch'), en las montañas del Cáucaso (en donde le llaman 'Almasty') y en Sumatra ('Orang pendek').

ORIGEN
El yeti o abominable hombre de las nieves (o Migou para los tibetanos del Himalaya) es un críptido interpretado como un simio gigante emparentado con el Pie Grande norteamericano. Ante la ausencia total de pruebas, sólo se cuenta con relatos que lo describen como un simio gigante bípedo que se cree está localizado en las zonas boscosas de la cordillera del Himalaya.
El yeti es un ser bípedo conocido en toda la cordillera del Himalaya. En el Tíbet recibe el nombre de metoh kangmi. Camina ligeramente inclinado hacia delante. Tiene todo el cuerpo cubierto de pelo lacio y fuerte, salvo la cara, de piel blanca o rojiza; el pelaje es más corto en el pecho y por debajo de las rodillas. La cabeza es ovalada y puntiaguda y está adornada con una cresta de pelo. Tiene la frente pronunciada, los ojos hundidos y las mandíbulas muy fuertes. El cuello y la espalda son anchos y musculosos.Los brazos llegan hasta las rodillas y las piernas son fuertes y arqueadas. Los pies, anchos, están cubiertos de pelo. Desprende un olor característico, fuerte y nauseabundo. Tiene costumbres nocturnas y rehuye al hombre. Su aullido se parece al graznido de la gaviota.De acuerdo con los rastros de huellas que se han observado y fotografiado en varias ocasiones, el dedo gordo del pie, que se separa ligeramente hacia un lado, queda hacia el interior, lo que significa que el yeti es un primate, y no un oso como se ha propuesto en ocasiones, puesto que en éste, el dedo más grueso es el quinto. A veces el segundo dedo es también bastante grueso, y los restantes son muy pequeños.

Su comportamiento es también típico de un primate: enseña los dientes como forma de intimidación, se rasca nerviosamente, destruye cosas con violencia y manifiesta su cólera saltando rítmicamente en el sitio y arrancando manojos de hierba.
De las observaciones directas se deduce que es un animal omnívoro: se le ha visto devorar pequeños mamíferos, líquenes, frutas y bayas, e incluso chocolate y galletas robados a los alpinistas.
El análisis de los excrementos que se han encontrado junto a los rastros confirma estas observaciones: contienen materia vegetal, huesos de pequeños mamíferos y aves, y restos de grandes insectos. Además, se han descubierto en esos excrementos tres nuevas especies de parásitos intestinales, lo que sugiere que su huésped es una especie desconocida.
Quienes creen en su existencia lo consideran pariente lejano del orangután, descendiente del Ramapithecus o Gigantopithecus que habitó en esta cordillera hace millones de años; y que por las características que presentaría, posiblemente esté emparentado con el Pie Grande y el Wendigo. Sin embargo, no existen pruebas concluyentes de la existencia de este primate. Incluso otras investigaciones relacionan al Yeti con los osos. En algunos monasterios de Nepal se conservan restos supuestamente pertenecientes al Yeti, pero que posteriormente se ha demostrado pertenecen a un tipo de cabra local. Por otra parte es muy dudosa la existencia de simios de semejante tamaño. Quienes lo niegan, como el paleontólogo Juan Luis Arsuaga, afirman que los primates en general y los simios en particular sólo viven en lugares donde existen frutas todo el año, es decir, en las zonas tropicales. Además no hay primates en las estepas, ni en los pinares mediterráneos, ni en los bosques de coníferas.Por otro lado, el montañero, periodista y jurista César Pérez de Tudela afirmó haber avistado a la bajada del Annapurna, en 1973, al yeti
En el año 2008, un grupo de investigación japonés encabezado por el científico Yoshiteru Takashi, líder del proyecto Yeti nipón, recorrió durante 42 días la región de alta montaña Dhaulagiri IV dejando constancia de haber fotografiado presuntas huellas de unos 45 cm de longitud del escurridizo primate. Takashi asegura que volverá a Nepal y al Tíbet durante los próximos años y no dejará el proyecto hasta que su grupo obtenga pruebas fehacientes de la existencia del ser legendario más buscado del planeta. El Yeti también es llamado "El Mono Dorado"Por otro lado, Reinhold Messner, primer alpinista en subir al Everest sin oxígeno, primero en hacerlo en solitario, primero en coronar los 14 ochomiles, considerado el mejor alpinista del mundo, acostumbrado a vivir en la zona, tras realizar un avistamiento, dedicó unos años a su estudio, y ha escrito un libro sobre el tema, identificando al ser con el jemo o jemong, el oso pardo tibetano, animal nocturno, grande, que puede caminar a dos patas, de color variable, siempre solitario salvo cuando busca pareja o durante la cría, siendo muy temido por su gran fuerza por los habitantes de la zona, ya que ha causado muchas muertes.
Es de notar que en todos los relatos de avistamientos jamás se menciona más de un individuo. Por ello una objeción muy importante es el hecho que la supervivencia de toda especie requiere la existencia de una población de cierto tamaño, con individuos de diversas edades e incluyendo formas juveniles- que jamás se han referido -, lo que hace muy difícil justificar un ocultamiento de tal población por un tiempo prolongado, como se asevera.

Existen al menos dos tipos de yeti, que pueden ser especies diferentes, razas geográficas o individuos de distinta edad o sexo de una misma especie. Además, entre las centenas de testimonios sobre seres bípedos de la región, algunos, como el mi gö tibetano, corresponden a verdaderos hombres salvajes, que tienen un área de distribución mucho más amplia, puesto que se extienden por las zonas montañosas de toda Asia.
El gran yeti, llamado dzu-teh (chuti) por los sherpas, mide entre 2 y 2,75 metros de altura. Tiene las cejas prominentes. Su pelaje está formado por dos capas: una interna, espesa, de pelo corto rojizo, y otra más suelta, formada por largos pelos grisáceos, pardos o negros. El ADN de una muestra de largos pelos negros recogida en Bután han sido analizada en 2001 en el Instituto de Medicina Molecular de la Universidad de Oxford, con el resultado de que no se ha podido identificar el animal del que procede. Sus huellas miden más de 30 centímetros.
Tiene una fuerza descomunal: Existe un testimonio de una pastora que fue atacada y arrojada a un torrente por un gran yeti, que posteriormente rompió la nuca de un yak, le abrió el vientre y devoró el hígado (exactamente igual que los sasquatch de Norteamérica hacen con los ciervos). Vive entre los 3000 y los 4000 metros en el Tíbet y el norte de Nepal, Sikkim y Bután (aunque posiblemente sea el mismo primate gigante que, con distintos nombres, es conocido en el sur de China y por todo el sudeste asiático). Al parecer, dos lamaserías del Tíbet conservan ejemplares momificados de este animal. Probablemente está emparentado con Gigantopithecus, un enorme simio antropoide terrestre de más de 2 metros de altura (conocido sólo por sus dientes y algunos fragmentos de mandíbula descubiertos en la India, Vietnam y China), desaparecido en el pleistoceno medio, hace unos 400.000 años.
El pequeño yeti, llamado yeh-teh o mi-teh (mitre) por los sherpas, es rechoncho y de la talla de un hombre, o algo menor, entre 1,4 y 1,7 metros. Su pelaje es espeso, de color rojizo; algunos pelos, analizados en el Museo de Historia Natural de París, han sido identificados como pertenecientes a un primate desconocido, emparentado con el orangután [Pongo pygmaeus]. Tiene las mejillas cubiertas de pelo marrón, la nariz chata, los labios anchos y los dientes largos. Las manos son grandes. Sus huellas, de aspecto humano, miden unos 25 centímetros de largo por 12 de ancho y tienen 4 ó 5 dedos. (Es posible que los dedos segundo y tercero estén unidos y en las huellas parezcan, como se ha dicho más arriba, un sólo dedo muy grueso.) Aunque generalmente es bípedo, cuando huye corre a cuatro patas.

Según los montañeses tibetanos, existe un tercer tipo de yeti, al que llaman nyalmo o mi-chen-po. Es un gigante carnívoro, antropófago, de 4 a 5 metros de altura, que habita en cuevas inaccesibles por encima de los 4000 metros y se desplaza en grupos. De estos titanes existen pocos testimonios, pero parece ser que también se han encontrado sus huellas, de 45 a 60 centímetros de longitud.